Pedres en el camí. 2013
Blau desbordat. 2002
Iris blau. 2008
Passió blava. 2008
Vals en blau.2008
Volar en cel blau.2008
Laberint blau.2008
Rosa de drap.2003
Petit mar roig. 2003
Dolors Muntané empezó a crear sumergida en la escritura.
Años después vendría su etapa de periodista y de comentarista de Arte.
Pero la necesidad de su canalización expresiva se manifiesta desde niña.
Dibuja, toca el piano, baila y sobre todo, escribe...
El año 1976, fecha de su vuelta a España desde París, será definitivo como inicio de su trabajo en la vertiente artístico-expresiva, una labor que da comienzo con diversas manifestaciones de Arte Conceptual, una forma expresiva que ha vivido intensamente en París como comentarista de Arte.
Se trata de “col.lages” con ropa, siempre en el tejido, también como cercanía al gran artista Grau-Garriga, gran amigo y admirado artista.
Primero será su obra: "Primer amor", en dos versiones.
Después vendrá "La granjera al paller" y seguirán "Pobret" y tantas otras.
Esta fase durará unos diez años, porque no tiene suficiente tiempo para dedicarse al Arte
y ha de ganarse la vida como escritora y periodista.
En esta etapa, conoce al gran artista Antoni Clavé que se convertirá en gran amigo. Él le presenta a los galeristas hermanos Gaspar, a quienes muestra su obra y ellos están muy interesados en la misma y le dan una serie de consejo, como no usar la paja que había utilizado en “Granjera al paller”.
Esclat. Manresa. 2003. (Manel Quinto)
OBRA PICTÓRICA
Pero, a pesar de este respaldo valioso, la artista se debe a su economía y sigue escribiendo y publicando artículos como forma de ganarse la vida, lo cual le deja poco tiempo para el arte.

Vendrá entonces una segunda etapa de transición hacia el Informalismo Expresivo,
en la que trabajará intensamente los fondos de sus obras, aún conservando el “collage” como pieza argumental de su universo expresivo.

Y es que Dolors Muntané admite con rotundidad que ha tenido dos grandes maestros:
Grau-Garriga, con quien mantuvo una estrecha relación profesional y amical
y Clavé, del que siempre estuvo enamorada de sus texturas y sus grabados, realizados en pintura.
Así que no hay subterfugio ni huída hacia adelante cuando se abordan con Dolors Muntané sus posibles influencias.
Las admite con toda naturalidad.
Dos maestros y una intencionalidad manifiesta en su obra de que necesita el textil, igual que Grau-Garriga y que se esfuerza en encontrar texturas con las que conseguir el máximo expresionismo abstracto en su veta lírica.